Con los deudores

Tenemos un estilo propio de negocio, basado en el contacto continuado con los deudores y en un trato amable y firme. Nuestro cometido es conseguir que el deudor reconozca la obligación moral del pago y se comprometa a saldar la deuda; y finalmente verificar el cobro.

Nuestros gestores son conscientes de que tratan con los clientes de nuestros clientes y se dirigen a ellos con educación y exigencia. Jamás con agresividad.